Declaración Universal de los Derechos de la Tierra

Preámbulo


Considerando que todos formamos parte de la Tierra, comunidad indivisible compuesta de seres interdependientes y íntimamente unidos entre ellos para un destino común ;


Considerando que nuestra Tierra es fuente de vida, de subsistencia, de enseñanza y que nos procura todo lo que necesitamos para vivir bien ;


Considerando que la humanidad es un elemento determinante de sus condiciones esenciales a la evolución de la vida ;


Considerando que el desconocimiento y el desprecio de los derechos de la vida, así como todas las formas de depreciación, de explotación y de contaminación han causado importantes degradaciones y modificaciones de las condiciones de vida que ponen en peligro el equilibro fundamental necesario al desarrollo y a la protección de la vida en la Tierra;


Considerando que es imposible reconocer derechos únicamente a los seres humanos sin provocar desequilibrios al seno de la Tierra;


Nosotros, residentes de la Tierra, proclamamos la presente Declaración Universal de los Derechos de la Tierra como el ideal común en alcanzar por todos los pueblos y todas las naciones con el fin que todos los individuos y todos los órganos de la sociedad, guardando siempre presente esta declaración, esforzándose por la enseñanza y la educación, desarrollar el respecto de estos derechos y libertades y de asegurar, con medidas progresivas de orden nacional e internacional, el reconocimiento y la aplicación universal e efectiva.



Articulo 1


La Tierra es un ser viviente.


Articulo 2


Todos los seres vivos que pueblan la tierra representan una parte de la diversidad constitutiva de la Tierra.


Articulo 3


Toda vida debe ser honrado, respectada y protegida sea cual sea la utilidad para el hombre.


Todos los seres tienen derecho a la dignidad, al bien estar y a vivir libres de torturas o de tratamiento cruel infligido por los seres humanos.


Articulo 4


Así como los seres humanos disfrutan des los derechos humanos, todos los demás seres de la Tierra también tienen derechos específicos a sus condiciones y  propios al papel y a la función que ocupan el seno de la Tierra.


Articulo 5


La tierra y todos los seres que la componen son titulares de todos los derechos inerrantes y reconocidos en esta Declaración, sin ninguna distinción según las especies, el origen o demás categorías.


Articulo 6


Los derechos de cada ser es limitado por los derechos de los otros seres, y todo conflicto que implique estos derechos devén ser resueltos de manera en preservar la integridad, el equilibrio y la salud de la Tierra.


Articulo 7


La Tierra y todos los seres que la componen poseen el derecho de vivir y de existir, el derecho de regenerar sus capacidades biológicas y en la buena continuación de sus ciclos y procesos vitales ;


Todos los seres tienen derecho al agua como fuente de vida, a la pureza del aire, a la total salud, a ser libres de contaminación, de residuos tóxicos o radioactivos ;


Todos los seres tienen el derecho de no ser genéticamente modificados y transformados en sus estructuras, lo que amenazaría su integridad y su funcionamiento vital y sano.


Articulo 8


Todos los seres humanos tienen el deber de respetar la Tierra y de vivir en armonía con las vidas que la constituyen.


Articulo 9


Los seres humanos tienen el deber de actuar conforme con los derechos humanos y las obligaciones reconocidas en esta Declaración, de asegurarse que la búsqueda del bien estar contribuye al bien estar de la Tierra en el presente como en el futuro.


Articulo 10


Los seres humanos tienen el deber de promover y de participar al aprendizaje, a la análisis, a la interpretación y a la transmisión de los modos de vida en armonía con la Tierra de acuerdo con esta Declaración.


Articulo 11


Los seres humanos tienen el deber de investigar las instituciones de un poder de defensa de los derechos de la Tierra, de establecer y de realizar la aplicación de las normas y de las leyes para defender, proteger, preservar los Derechos de la Tierra.


Articulo 12


Los seres humanos tienen la responsabilidad de respetar, de proteger, de preservar en donde sea necesario, restaurar la integridad de los ciclos y de del equilibrio vital de la Tierra, de poner medidas de precaución y de restricción para evitar que las actividades humanas conduzcan a la extinción de especies, a la destrucción de ecosistemas o a la modificación de ciclos ecológicos.


Articulo 13


Los seres humanos tienen el deber de promover modos de vida, modelos económicos y políticos de desarrollo que respecten la Tierra y los derechos reconocidos en esta Declaración.

 

Para saber más de la Declaración Universal de los Derechos de la Tierra, haz clic aquí

© Terre Mère 2010

www.terre-mere.org